Nueva web por la reconstitución del comunismo

Nueva web por la reconstitución del comunismo
¡Desarrollemos la línea proletaria! ¡Viva la Revolución Socialista!

Informe sobre la situación política estatal e internacional

. domingo, 15 de agosto de 2010
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Extracto del Informe Político del Comité Central del 7 de agosto de 2010

La dominación global de las oligarquías de las potencias imperialistas, encabezadas por EEUU y en alianza con las oligarquías regionales subalternas, se afianza en gran medida en el férreo control de los flujos informativos.

Contextualizando este control, tenemos de nuevo que denunciar la salvaje campaña de manipulación mediática internacional, intensificada durante los últimos meses contra la Revolución Cubana, amplificando hasta el absurdo posicionamientos ultraminoritarios en la isla y silenciando el apoyo popular con que cuenta la revolución.

Por no hablar del trato informativo por parte de las transnacionales de la comunicación ante la liberación de presos enfermos y la puesta en libertad de los 53 mercenarios, que organizaciones como Amnistía Internacional, consideraban “presos políticos”.

La ofensiva contra Cuba, contra los procesos emancipatorios en América Latina es una parte más de la ofensiva anticomunista en Europa. Las persecuciones de las organizaciones comunistas principalmente en Polonia y República Checa, no sólo muestran el miedo de la burguesía ante los avances socialistas en Latinoamérica, sino también son una respuesta a encuestas en países de Europa del Este, que muestran como entre las y los trabajadores tienen una alta aceptación los sistemas socialistas que tuvieron, especialmente en el momento actual de crisis.

Enmarcaríamos esta decisión del Gobierno de Cuba, tras el diálogo emprendido con la Iglesia Católica, en el “proceso de cambios estructurales y de concepto” anunciados por Raúl Castro desde su toma de posesión, teniendo también en cuenta que la liberación de los “presos de conciencia” era supuestamente el principal escollo en el levantamiento de la Posición Común Europea.

Hace poco más de un año del golpe de estado en Honduras contra el gobierno progresista de Manuel Zelaya, planificado por el imperialismo y ejecutado por el ejército hondureño en alianza con los sectores más reaccionarios de la derecha política y económica del país. Desde entonces, se han sucedido los asesinatos y las desapariciones de personas opositoras al golpe, sindicalistas, “zelayistas”, periodistas, muchos de ellos relacionados con el Frente Nacional de Resistencia. La dictadura encabezada por Perfirio Lobo mantiene los procesos de persecución política y permanente violación de los derechos políticos y sociales instaurados en Honduras desde el golpe militar.

La instalación de seis bases estadounidenses en territorio colombiano, se suman a las dos ya existentes en Colombia, y a otras tantas en América Latina (dos en las antillas holandesas, en Perú, la de Guantánamo, en El Salvador, Panamá, etc) y a las maniobras de la sexta flota de la marina estadounidense.

Debemos analizar y denunciar la militarización del continente como un nuevo paso en la injerencia político-militar con la que los EEUU intentan tutelar el devenir latinoamericano, precisamente por lo que varios de estos países representan en cuanto a referencia internacional de emancipación, soberanía popular y socialismo.

Cabe destacar el deterioro de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, que, en estos últimos días, ha marcado el debate político. Las infundadas acusaciones del presidente saliente Uribe y su denuncia ante la Corte Penal Internacional, de apoyo venezolano a las FARC-EP y el ELN, el rechazo a la oferta de diálogo de la guerrilla y la elección de Santos como nuevo jefe de estado de Colombia, garantizan el conflicto armado y sobre todo la impunidad del ejecutivo saliente, a pesar de las sistemáticas y comprobadas violaciones de los derechos humanos, sociales y políticos, los “falsos positivos”, la “parapolítica” ( hay más de 50 diputados y diputadas del partido de Uribe procesados), etc.

También debe ser objeto de análisis de este informe la movilización sostenida, casi netamente estudiantil durante los últimos meses, contra “el ajuste educativo” del ejecutivo Puertorriqueño bajo la excusa de la crisis internacional. El plan contempla el recorte presupuestario de más de 100 millones de dólares para la UPR, la venta de recintos a instituciones privadas, el aumento de matrículas, etc.

Podemos entender esta reforma en el proceso que desde 2005 se vive en muchas universidades de América Latina: la simulación del EEES, a través del EIC (Espacio Iberoamericano del conocimiento), desde donde se vienen coordinando más de 1000 rectoras y rectores bajo el principal patrocinio y mecenazgo de un viejo conocido de las universidades españolas, el Banco Santander.

Ante la tensión surgida en la península coreana, por el hundimiento de un buque de guerra de Corea del Sur, y ante las acusaciones a RPDC y sin que aún se haya aclarado la responsabilidad del incidente, antes de cualquier escalada militar en la zona, tenemos que exigir una investigación independiente. Desde la FMJD y la UJCE hemos venido defendiendo el principio de reunificación pacífica de la península coreana, como única vía desde la que garantizar una paz duradera.

También tenemos que alzar una vez más la voz ante el papel agresivo y la injerencia de EEUU alentando el conflicto militar.

Otro de los frentes abiertos que tiene el imperio se sitúa en Irán. Distintos analistas de política internacional señalan que la pauta de la ofensiva militar no diferirá de la desatada contra Irak: acoso diplomático, sanciones comerciales, denuncias ante la ONU, sanciones cada vez más rigurosas del Consejo de Seguridad, “incumplimiento” de Teherán, y el “inevitable” desenlace militar.

Irán excita el ansia de rapiña del imperialismo estadounidense. Recordemos que sus reservas petrolíferas superan las de Irak. Además, no hay que olvidar que la guerra es el principal negocio del complejo militar-industrial de modo que, para sostener sus ganancias, hay que utilizar y destruir aviones, cohetes, helicópteros, etcétera, y más ahora que se planifica la retirada militar de Irak.

Así, la diabólica pareja formada por la “guerra preventiva” y la “guerra infinita” continúa inalterable su curso, ahora bajo la presidencia de un Premio Nóbel de la Paz cuyo servilismo ante tan oscuros intereses coloca a la humanidad al borde del abismo.

Son varios los vectores que nos hacen analizar la ofensiva militar neocolonialista iniciada hace casi 10 años por la OTAN en Afganistán, como un fracaso político-militar en toda regla, a pesar de la permanencia de más 150.000 soldados ocupantes (España aporta 1470 efectivos). El pasado mes de junio, fue el mes con más bajas en las tropas de la ISAF desde el inicio de la guerra (más de cien en menos de 30 días).

Las reveladoras filtraciones desde la CIA de más de 75.000 documentos clasificados sobre el conflicto, las negociaciones del gobierno títere de Karzai con “la insurgencia talibán” con vistas a incluirla en un futuro gobierno de “conciliación”, el avance de la insurgencia (que según los propios informes de la OTAN “gestionan” más del 30% del territorio afgano), etc., nos dibujan un escenario muy distinto a los objetivos geoestratégicos planificados por el imperio desde el 11-S.

Y no podemos terminar de analizar de forma esquemática la coyuntura política internacional sin mirar a Palestina. Como ejemplos, nombraremos las nuevas incursiones y a ataques de Israel en Gaza y Líbano y la crisis diplomática internacional que siguió al asalto a la “flotilla”, que acabó con 9 activistas turcos asesinados.

La respuesta de la “ comunidad internacional” a través del Secretario General de la ONU, tras largas negociaciones, se ha definido en una comisión internacional de investigación que presidirá, curiosamente, una “eminencia” en el respeto a los derechos humanos y justicia internacional, Álvaro Uribe.

La contradicción capital-medio es un tema de reciente atención mediática (más aún si se siente en el corazón del imperio), en el que insertamos el desastre del Golfo de México. Más allá de otras consideraciones, se demuestra la incompatibilidad de los ritmos de producción y de consumo actuales asociados al uso desaforado de combustibles fósiles, y el sostenimiento duradero de los ecosistemas y la tasa de renovación de los recursos naturales.

Bajando el análisis a nivel europeo son dos cuestiones las que tenemos que valorar:

  • Por un lado, la presidencia española de la Unión Europea ha traicionado muchos de los objetivos políticos que se proponía, tales como la eliminación de posición común respecto a Cuba y la homogenización de los planes de ajuste a nivel europeo, al igual que el establecimiento de la euroorden de protección a las víctimas de la violencia de género.

  • Y por otro lado, la aplicación del Tratado de Lisboa, que ha recogido las bases fundamentales de la fracasada Constitución Europea y se ha traducido en la pérdida de soberanía económica de los estados, que han de asumir planes de ajuste diseñados en virtud de los mandatos del BE, FMI, OMC…

Una prioridad de trabajo junto a la acción política relacionada con la huelga, es la difusión política del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, de cara a la planificación del mayor encuentro juvenil antiimperialista y antirracista, a celebrar a partir de la segunda semana de diciembre en la ciudad sudafricana de Johannesburgo.

A nivel estatal, cuando se aprobó el Estatuto de Catalunya, ya analizábamos que es manifiestamente mejorable y que esconde la necesidad de un proceso constituyente que avance hacia un Estado Federal y Solidario. En esta línea, la sentencia del TC sobre el Estatuto y el debate que abre precisamente en este momento, quiere echar una cortina de humo sobre los problemas sociales que la clase trabajadora en el Estado Español sufre a manos de los poderes políticos y financieros. Estamos ante una nueva provocación de los sectores más centralistas y reaccionarios, que quieren ocultar los graves problemas que tiene el país, enfrentando unos pueblos con otros, revitalizando los patriotismos y los nacionalismos excluyentes.

El debate sobre la tauromaquia no ha hecho más que evidenciar los intereses electoralistas de los grandes partidos, a nivel estatal, que han evitado pronunciarse oficialmente sobre la iniciativa legislativa popular promovida hace varios años por organizaciones sociales y ecologistas.

También es objeto de este informe analizar y denunciar la ofensiva policial y judicial contra la izquierda abertzale en el marco del proceso de convergencia política y electoral iniciado hace unos meses por Batasuna, Aralar y EA.

Ante el contexto de agudización de la “crisis neoliberal” que venimos analizando desde hace más de dos años que arrastra el sistema, debemos añadir a la ecuación que el repliegue económico está empezando a afectar a los derechos sociales más básicos conquistados por la clase trabajadora (negociación colectiva, facilitación y abaratamiento del despido…).

El capital ha pasado de desmantelar, de forma más o menos velada el estado del bienestar, a plantear una guerra abierta contra los derechos de la clase obrera.

Muestra de esto es la reforma laboral (que ya hemos analizado detenidamente), la Ley de Cajas de Ahorro, y el “plan de ajuste”, que contempla recortes salariales a las trabajadoras de la Función Pública, el incumplimiento de revalorización de las pensiones, los recortes al desarrollo, a la promoción de la vivienda, sobre todo de alquiler, y a las inversiones públicas, etc. Pero esta ofensiva de recortes sociales acaba de empezar, el debate sobre la reforma de las pensiones, auspiciado a nivel europeo por la UE, avecina un nuevo campo de batalla para posiciones más reaccionarias de la derecha política y económica.

Ejemplo del aumento de la conflictividad laboral y social producto de los planes de austeridad, fue la Huelga del Metro de Madrid y la feroz campaña anti-huelga que mantuvieron los principales medios de comunicación. Junto a la campaña mediática general contra “el sindicalismo”, ésta constituye un serio aviso a navegantes, acerca del tratamiento informativo que recibirá la Huelga General del 29-S.

Finalmente, y ante la tramitación parlamentaria de la reforma laboral los sindicatos mayoritarios han convocado Huelga General para el 29-S, tras la toma de pulso que supuso la huelga de funcionarios del 9-J. Aunque esta huelga no cumplió los objetivos esperados, sí que ha significado una ruptura de los sindicatos con las dinámicas institucionalistas; sin embargo, esta primera toma de contacto, aún no del todo afortunada, y el periodo de planificación previo a la huelga con la que se han dotado los sindicatos, auguran una mayor implicación (sobretodo en las grandes ciudades y donde los sindicatos conservan mayor capacidad de movilización y respuesta) de las estructuras sindicales en el éxito de la huelga general.

Como jóvenes comunistas tenemos la responsabilidad casi histórica de darle a este huelga un carácter anticapitalista, juvenil, feminista y de clase, vinculando la lucha contra el PARO y las medidas gubernamentales a la construcción de una alternativa económica y social a un modelo que hace caer sobre los hombros de la clase los desmanes de las grandes transnacionales y los intereses de organismos internacionales tan democráticos, como el Banco Mundial, la OMC, el FMI, etc.

En este contexto de movilización sindical y agitación social, el proceso de refundación de nuestro proyecto estratégico se hace más necesario que nunca; ya tuvo su punto de partida los pasados días 26 y 27 de julio, con la Asamblea de Refundación y la manifestación por una alternativa social a la crisis.

En la medida en que sepamos ante este debate abierto hacer centralidad de lo político, facilitaremos un proceso que supere el marco de la actual IU que cierre, como tantas veces hemos dicho, la descomposición, para abrir un largo proceso de recomposición, que no pretenda ser punto y final, sin atajos, sin prisas, de cara a una convergencia político y social amplia sobre los preceptos de una nueva fuerza política anticapitalista y republicana.

El lunes 5 de julio de 2010 entró en vigor la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Desde la UJCE criticamos especialmente que esta ley es aprobada, por el PSOE-PP, manteniendo el aborto en el código penal y sin asegurar la realización de la interrupción voluntaria del embarazo en la red de la sanidad pública, sin garantizar la equidad territorial, y sin regular el derecho a la objeción de conciencia, mermando posibilidades de prestación en los centros sanitarios públicos, convirtiéndose así en la enésima falta a su programa electoral y una nueva traición al movimiento feminista.

En el mes de septiembre se volverá a realizar la Fiesta del PCE, recuperando Madrid como lugar de celebración. Es muy importante la implicación de la militancia de la UJCE en este evento.

En el pasado CC marcamos el mes de octubre como límite para cerrar el proceso de vuelta del XI Congreso. El cumplimiento de este acuerdo debe suponer cerrar un curso muy “interiorista” y volcar definitivamente a la Juventud Comunista hacia un largo ciclo de luchas sociales, de lucha de clases dirigida a la convergencia unitaria y a la intervención político-social con orientación de masas en defensa de los derechos de la clase trabajadora contra la ofensiva neoliberal.


Fuente: http://www.jcandalucia.org/resoluciones-y-comunicados/1085--informe-sobre-la-situacion-politica-estatal-e-internacional-.html

0 comentarios:

ir arriba